29 abril 2008

La Llave de Sarah. SPOILER

"La llave de Sarah" de Tatiana de Rosnay. La verdad ni me ha encantado ni me ha dejado de encantar, simplemente se deja leer. Tiene un buen tema, aunque para mi gusto no ha sabido usarlo.

La novela nos sitúa en París en 1942, en la Redada del Velódromo de Invierno, de hecho es una historia no muy conocida, no por falta de importancia, imagino que como relata el libro, es mas por vergüenza, a que en el corazón de París y por propios parisinos se cometieran las misma atrocidades que se cometieron en la Alemania Nazi.
Conocemos a una familia judía polaca, afincada en París, con hijos franceses, de religión judía. La madrugada del 16 de julio de 1942 la policía francesa arresto a 13.000 judíos, 4.000 de ellos niños, por orden de los nazis. Fueron hacinados en el Vel d'Hiv. Sin alimentar, sin higiene, sin saber que seria de sus vidas. Aquí estaba Sarah y sus padres. Nunca imaginaron lo que seria de ellos. Quizás fue esto lo que logro que tantas personas se dejaran dominar, a parte de las armas, los malos tratos, el miedo. Nunca entendí bien por que no luchaban. El factor sorpresa, por instinto luchas por tu vida, lo que no imaginas es que existían cámaras de gas, fusilamientos. No imaginaban que la monstruosidad podía ser tan grande. Bueno espera me estoy yendo del resumen del libro.
Sarah esta con sus padres en el Velódromo. En su casa, Sarah ha escondido a su hermano de 5 añitos, para que no lo llevaran la policía, ya hiria a buscarlo cuando pudiera y la dejaran. Pero de aqui, fueron llevados a campos de concentración franceses. En ellos separaron a las mujeres de los hombres y a los niños de sus madres. A los adultos los llevaron a Auszwitch. A los niños los dejan allí, de momento. Sarah logra escapar.
Todo esto lo cuenta una americana afincada en París que esta escribiendo un articulo sobre el 60 aniversario del Vel d'Hiv. Julia, la periodista, se obsesiona con la historia, con los niños del Vel d'Hiv, con la pasividad de los franceses.

En resumen, y sin destripar la novela, los hechos ocurren así. No me termino de gustar pq la historia mas importante es la de la periodista, sinceramente, no tenia ganas de culebrones, que si el marido tal, cual, amantes. Quería una novela quizás mas histórica, pero con sentimientos. No un manual de la segunda guerra mundial. Se que ni Sarah, ni los demás existieron, al menos con esos nombres, imagino que las historias que le ocurren serán muy real y triste.
Pues eso, a mitad del libro sabes que le ocurrirá a Sarah, te lo cuentan. Sabes el desenlace. Piensas, que va a pasar de aquí al final. Pues si. Julia la periodista y su mundo, vida, historia. Amoríos, desamores, atracciones, hijas, abortos. Todo claro esta contado con la excusa del Vel d'Hiv.

25 abril 2008

Y van 34, Pero con Mucho Humor



Sabes que vas para viejo cuando...


Te empieza a gustar la música de acordeón.
Sentado en una banca del parque,
un boy scout viene y te ayuda a cruzar las piernas.
Cuidar tu jardín se convierte en la parte más importante de tu vida.
Siempre buscas en la radio, la estación de música suave.
Estás dormido, pero a tu familia le preocupa que puedas estar muerto.
Tu compañía de seguros te manda su calendario de cortesía, mes por mes.
En las cafeterías, te quejas que su gelatina es muy dura.
Tu sillón tiene más opciones que tu automóvil.
Te cansas caminado las escaleras hacia abajo.
Empiezas tus oraciones con “en esta época”.
Volteas a ambos lados antes de cruzar un salón.
Llegas a la conclusión que tu peor enemigo es la gravedad.
El número de tu documento de identidad tiene 2 dígitos.
La gente llama por teléfono a las 9:00 p.m.
y preguntan “¿Te desperté?”
Vas a una fiesta en una casa con jardín,
y te interesa más el jardín.
Te das cuenta que tu boca promete cosas que tu cuerpo no puede cumplir.
El mesero te pregunta cómo quieres tu carne cocinada
y tú contestas en pedacitos.
Una estampilla de correo,
ahora cuesta más que cuando ibas al cine de pequeño.
Tus juguetes de la infancia están en un museo.
La mayoría de tus compañeros de trabajo
nacieron el mismo año de tu último ascenso.
La ropa que guardaste hasta que volviera estar de moda,
está de moda otra vez.
Todas tus películas favoritas volvieron a salir en color.
Tienes más cabello en tu nariz y orejas que en la cabeza.
Tu auto, que compraste nuevo, es ahora de colección.
Usas calcetines negros con pantuflas.


24 abril 2008

Y a quién no le pasa!!!!!!

(Dadle al dibujo para leer)

Lo peor, o lo mejor, es darse ese madrugón, que debería ser ilegal, para apenas hacer nada. Un par de faxes. Un par de llamadas. Y poco más. Al menos me pagan como dice aquel.

Me he comprado ahora mismo como regalo de San
Jordi "La inutilidad del Sufrimiento", voy a hacerle caso a tu Costillo. Ya te comentare. Y os comentare. Por supuesto, le he tenido que comprar un regalito de San Jordi a mi Costillo. No veas lo celoso que nos ponemos con estas cosas.

Mañana es mi cumpleaños.
REGALITOS.

16 abril 2008

Obstáculos

"Voy andando por un sendero.

Dejo que mis pies me lleven.

Mis ojos se posan en los árboles, en los pájaros, en las piedras. En el horizonte se recorta la silueta de una ciudad. Agudizo la mirada para distinguirla bien. Siento que la ciudad me atrae.

Sin saber cómo, me doy cuenta de que en esta ciudad puedo encontrar todo lo que deseo. Todas mis metas, mis objetivos y mis logros. Mis ambiciones y mis sueños están en esta ciudad. Lo que quiero conseguir, lo que necesito, lo que más me gustaría ser, aquello a lo cual aspiro, o que intento, por lo que trabajo, lo que siempre ambicioné, aquello que sería el mayor de mis éxitos.

Me imagino que todo eso está en esa ciudad. Sin dudar, empiezo a caminar hacia ella. A poco de andar, el sendero se hace cuesta arriba. Me canso un poco, pero no me importa.
Sigo. Diviso una sombra negra, más adelante, en el camino. Al acercarme, veo que una enorme zanja me impide mi paso. Temo... dudo.

Me enoja que mi meta no pueda conseguirse fácilmente. De todas maneras decido saltar la zanja. Retrocedo, tomo impulso y salto... Consigo pasarla. Me repongo y sigo caminando.

Unos metros más adelante, aparece otra zanja. Vuelvo a tomar carrera y también la salto. Corro hacia la ciudad: el camino parece despejado. Me sorprende un abismo que detiene mi camino. Me detengo. Imposible saltarlo

Veo que a un costado hay maderas, clavos y herramientas. Me doy cuenta de que está allí para construir un puente. Nunca he sido hábil con mis manos... Pienso en renunciar. Miro la meta que deseo... y resisto.

Empiezo a construir el puente. Pasan horas, o días, o meses. El puente está hecho. Emocionado, lo cruzo. Y al llegar al otro lado... descubro el muro. Un gigantesco muro frío y húmedo rodea la ciudad de mis sueños...

Me siento abatido... Busco la manera de esquivarlo. No hay caso. Debo escalarlo. La ciudad está tan cerca... No dejaré que el muro impida mi paso.

Me propongo trepar. Descanso unos minutos y tomo aire... De pronto veo, a un costado del camino un niño que me mira como si me conociera. Me sonríe con complicidad.

Me recuerda a mí mismo... cuando era niño.

Quizás por eso, me animo a expresar en voz alta mi queja: -¿Por qué tantos obstáculos entre mi objetivo y yo?

El niño se encoge de hombros y me contesta: -¿Por qué me lo preguntas a mí?

Los obstáculos no estaban antes de que tú llegaras... Los obstáculos los trajiste tú".

Obstáculos.
Jorge Bucay

14 abril 2008

La Primavera la Sangre Altera

Todos los años, uno tras otro, van sucediéndose las estaciones. Las lluvias y el frío. Los abrigos. Las bufandas. La calefacción. La chimenea. La caída de las hojas, el amarillearse, los paseos por la playa con el forro polar. El tocar el mar en su orillita. El verano. La playa. Las camisetas. Los bikinis. LA crema solar. La piscina. Los días eternos. Las noches de mucho calor. Y además de todo ésto: la Primavera. Con Pros y Contras: Flores-Alergias. Calor-Frío. Alegría-Tristeza.

YA he dicho en un sin fín de ocasiones, que para mi la primavera es una soberana MIERDA (perdonad mi vocabulario, pero estoy especialmente cabreada con el mundo, con los mundos).

Piensa en positivo: No se puede, la primavera trae alergias, abstemia primaveral. Si es que tiene su propia patología psicológica. No hay la depresión otoñal. NO sólo en primavera.

Son tres meses al año,
aunque aquí es una casi eterna primavera.
A muchos alegraría vivir así,
pero todo tiene sus pros y sus contras.






13 abril 2008

"Puto Mamón de Mierda"

Y no pido perdón por la expresión. Es su nombre, no cabe duda, no tiene otro. Con cara de gilipollas, timido, y una mierda!!!. Brevemente, pq no voy a darle más de dos líneas a éste: Bautizo de mi Niña, barbacoa con familia y amigos, uno, ¿"amigo"? de un familiar, roba mi camara de fotos, mis pilas y mi tarjeta con las 212 fotos hechas durante todo el día. Se descubre quién fue, se lo llevan para que no lo lincharamos en plan clan gitano, ojala lo hubieramos sido, aparece la camara pero no lo demás. El muy mamón sabra Dios que hizo con ella: La tiro al WC, a la basura, la soltó cuando vio que todos lo sabiamos. En fin, PUTO MAMÓN DE MIERDA.

Ya está no pienso dejar que este me agobie el dia, la fiesta, el bautizo, en fin, la vida. Que te den por culo. CABRÓN.







Se ha producido un error en este gadget.